Hipoxia: S.D.E.O.E Monvmentvm ab Khaos I


No importa lo rápido que viaje la luz, siempre se encuentra con que la oscuridad ha llegado antes y la está esperando” — “El segador” (1991). La diversidad de estilos combinados que encontramos en “Si Devs Esset Occidendvs Erit -Monvmentvm ab Khaos I” (2016) devora la luz tras cada fragmento de cada una de sus piezas: Nothing (22:07), Oblivion (16:46) y New Aeon of Destruction (06:43). 

Este trabajo de Hipoxia es como aquellas situaciones en las que crees saber lo que va a ocurrir, musicalmente hablando. Y sin embargo, sucede. Pero no me refiero a lo que estáis pensando. A la previsible, y no por ello no elaborada, con entrega y sacrificio; sino al asombro, a la intranquilidad alarmada y al deslumbramiento de un trabajo distante y ajeno a la escena mayoritaria de bandas de doom y funeral doom dotando sus cortes de otros aires como son el drone, sludge o black.

La atmósfera aplastante viene introducida por el ritmo percusionista junto con la exacerbada distorsión de guitarra en sus comicios, y que continuará como un goteo sombrío en un pasaje de las tumbas nórdicas ficticias de Deepwood. “Nothing” se presenta como una melodía nigromántica de Dol Guldur. Es en esencia, su mejor tema en S.D.E.O.E Monvmentvm ab Khaos I. La forma en la que el vocalista transmite un afligido y desesperanzado eco cíclicamente culmina en una auténtica pieza maestra.

Si bien “Nothing” fue un tema medido y denso concibiendo la muerte de la luz, es en “Oblivion” donde ella implosiona entre tambores a todo ritmo y una aplastante fuerza sonora con grandes rasgos de black metal hasta retomar la enfermiza cautividad que nos hizo devotos en “Nothing”. 

“New Aeon of Destruction” completa este ciclo. A diferencia de sus temas precursores, denota la liberación del verdugo de la luz en medio de tambores cultistas aclamando así la llegada del vacío y las sombras, entre la densidad de la guitarra distorsionada y una letra más hablada que “guturalizada”.

Dentro del espectro del funeral doom, Hipoxia, se ha ganado su lugar en el género con influencias de algunas bandas como Thergothon (Finlandia) con un trabajo impresionante, consiguiendo este disco ser el portal al funeral doom nacional.
By browsing you accept our cookies.