Electric Valley: Two Realities At War (2017)


Electric Valley se une a tantas otras bandas nacionales del panorama underground musical en un año quimérico de lo más electrificante, como fue 2017, en donde muchas bandas han alcanzado su madurez perfilando su estilo o bien entrando en terrenos de experimentación. 

Two Realities At War (2017) se compone de un set de seis cortes. Es el tercer trabajo de este trío de stoner/desert rock siendo este estilo con el que empapan todos sus temas y un bien ejecutado progressive rock durante todo el álbum junto con alguna pincelada muy leve de doom como por ejemplo podemos apreciar en Galactus, segundo corte, o Lost in Eternity, su quinto corte. “Con un disco conceptual que narra una antigua leyenda que pone en guerra a dos universos paralelos y sus consecuencias para nuestro cosmos” Two Realities At War (2017) te lanza a esa odisea de la mano de la desgarrada e intensa voz de su bajista Mike Simon que a veces recuerda a los sonidos de voces guturales en otros géneros del rock/metal y en concreto del grunge de los 90 trayendo a mi mente, como ejemplo personal, a Lanley Stanley en su “Would” cuando decía aquello de “…Into the flood again, Same old trip it was back then…”. Supongo que esto viene de la siempre relación existente entre el stoner y el grunge. Sin embargo, las letras entre unos y otros están bien lejanas como los cosmos y realidades espaciales que describen Electric Valley en sus temas.

El disco lanzado el 24 de febrero de 2017, viene distribuido de la mano de los sellos underground estatales Nooirax y Violence in the veins. 42-43 minutos repartidos en seis cortes: The First Contact (06:26), Galactus (09:39) su tema más largo, Robotsun (06:44), War Of Cosmos (07:10), Lost in Eternity (06:49), Space Time Collapsed (05:33). 

Two Realities At War (2017) es un abrasivo stoner/desert rock con pinceladas de psicodelia, progressive rock y en menor medida doom describiendo magistralmente una batalla cósmica de la que formar parte gracias a la talentosa estructura rítmica y original guitarra junto con unas vocales que regalan la eterna relación entre el stoner-grunge.
By browsing you accept our cookies.